CHETUMAL.- La misóginia administración de Antonio López Pinzón, en la desprestigiada y saqueada COJUDEQ, vuelve hacer noticia, con la renuncia de la coordinadora Académica del CEDAR de Chetumal, Ana Hadad Jiménez, quien no aguantó más al funcionario más cuestionado en la historia del Deporte de Quintana Roo, así como al administrador, Erick Bates Can, y también dimitieron activadoras del programa de Educación Física, esto en el marco del mes de la MUJER.

El motivo de la renuncian de activadoras del programa de Educación Física de la desprestigiada y saqueada COJUDEQ, fue porque el funcionario más cuestionado en la historia del Deporte de Quintana Roo, Antonio López Pinzón, no quiso pagarles tres meses que les debía, sin embargo, a su muy estilo de “misógeno” y “dictador”, solo le pagó a unas un mes y a otras solo dos; y otras renunciaron por acoso sexual, que más adelante se publicará el nombre del funcionario.

Hace unos días el servidor público cínico, mentiroso, sinvergüenza, despota, soberbio, etcetéra, Antonio López Pinzón, recibió de mano del gobernador Carlos Joaquín, un reconocimiento por supuestamente una destacada colaboración y participación en la constitución de una cultura de paz e igualdad sustantiva, así lo publicaron en la fanpage de la COJUDEQ, donde el funcionario más cuestionado en la historia del Deporte de Quintana Roo, aparece con el mandatario estatal presumiendo su distinción en el evento que fue organizado por el IQM y SEDE.

Bunker de material deportivo

También se dice que Susana May, la operadora del administrador de la desprestigiada y saqueada COJDUEQ, Erik Bates Can, tiene un bunker en su casa, donde guardan todas las tranzas de material deportivo junto con un tal Aldo Baylon, muy cercano a May, pero esta información está en proceso de investigación.

compartir: