CANCÚN.- El Consejo Mundial de Boxeo avalará las funciones a puerta cerrada, siempre y cuando se siga un protocolo de sanidad que fue elaborado por el cuerpo médico del organismo, y que incluye recomendaciones de seguridad y protección para los participantes.

El CMB emitió un comunicado en el que se establece que a la función, sólo podrán ingresar los boxeadores y sus esquinas, los integrantes de la comisión que sancionará el evento, el equipo de producción de la televisora en turno, el personal médico especializado y los supervisores del propio organismo.

Peleadores y equipos de trabajo deberán responder un cuestionario sanitario que será revisado por el comité médico del CMB, y una vez que reciben autorización, se hospedarán en un hotel que tendrá nombramiento de sede oficial cuando haya sito sanitizado por una compañía certificada. Ya registrados en la sede oficial, se les hará la prueba rápida del Covid 19, así como un monitoreo diario, y una segunda prueba rápida 14 días después de la que haya sido aplicada por el CMB. Entonces, podrán ser programados en la función.

El protocolo incluye áreas de confinamiento y convivencia, supervisión de la alimentación, de equipamiento y utensilios, de medios de tranporte y control del personal que podrá ingresar, con las medidas pertinentes, a las instalaciones sedes de concentración.

La sede del combate puede ser cualquier arena, gimnasio, hotel o incluso estudio de televisión, siempre y cuando cumpla las normas de sanitización , y todos los asistentes previamente autorizados, deberán portar mascarilla o cubrebocas, ser sometidos a un control de prevención.

En la justificación del aval y el protocolo para llevar a cabo funciones sin público, el CMB establece que “llevar a los hogares peleas de boxeo televisadas y en vivo, tendrá un impacto sumamente positivo en el aspecto mental del espectador, sobre todo en esta época de distanciamiento social y cuarentena sanitaria”.

Fuente: www.maxboxing.com.mx

compartir: