*El yucateco trabaja con el objetivo de lograr el boleto olímpico

Ante la crisis del COVID-19, que ha suspendido, entre otras cosas, actividades deportivas; y con el objetivo de mantenerse en óptima condición física y nivel competitivo, el seleccionado nacional de tenis de mesa, Ricardo Villa Can, entrena en su hogar en Mérida, Yucatán.

En un lapso de dos horas a dos horas y media, Villa Can realiza ejercicios que le ayudan a mejorar su velocidad y agilidad.

“La verdad esta cuarenta me ha pegado un poco porque estoy acostumbrado a entrenar de cinco a siete horasdiarias, sin embargo, durante estos días he estado trabajando en rutinas de ejercicios porque no tengo una mesa en casa. Me he mantenido en forma para regresar más fuerte y más hábil, trato de entrenar de dos a dos horas y media diarias”, explicó.

Aseveró que el aplazamiento de la máxima justa deportiva, a julio de 2021, servirá para que muchos atletas lleguen en mejores condiciones

“Fue un acierto el aplazamiento de los Olímpicos y clasificatorios, muchos deportistas llegarán en buen momento, entre ellos yo, que estoy trabajando en ciertos aspectos que podré explotar en la mesa”, dijo.

Por otra parte, el yucateco exhortó a los deportistas y población en general a seguir las indicaciones de las autoridades, a fin de evitar la propagación del coronavirus (COVID-19).

“Es importante que sigamos con las recomendaciones sanitarias: el uso del cubrebocas es fundamental, así como lavarse las manos varias veces al día. De esta manera nos cuidamos nosotros y cuidamos a nuestros seres queridos de este virus”, puntualizó.

Fuente: CONADE

compartir: