CIUDAD DE MÉXICO.- Después de haber asumido en 2015 el cargo de presidente en la Comisión Nacional Deportiva de Instituciones Privadas A. C. (CONADEIP), Agustín Marbán Landa culminó su encargo como titular del organismo que agrupa a más de 170 instituciones educativas del país.

En entrevista, Agustín Marbán expresó algunas de sus experiencias y reflexionó sobre estos cinco años al frente de la CONADEIP.

¿Cómo han sido todos estos años al frente de la CONADEIP?

Estoy muy contento por lo que se ha logrado en estos cinco años de mi gestión, desgraciadamente llegó la pandemia y tuvimos que cancelar los campeonatos nacionales infantiles, Juvenil “C” y mayores pero lo más importante es la salud de los jóvenes y en eso nos tenemos que enfocar, no podemos hacer campeonatos nacionales cuando no tenemos la condiciones de salud pertinentes para que los jóvenes estén cien por ciento seguros.

Todo esto por ningún motivo viene a borrar lo que se ha logrado, al contrario, hemos tomado decisiones como Comité Ejecutivo pensando siempre en el bienestar y en crecimiento de los jóvenes deportistas.

¿Cuál fue tu primera experiencia como estudiante-deportista con la CONADEIP?

Cuando estaba en selección nacional me ofrecieron irme al Tec de Monterrey Campus Monterrey gracias a una beca deportiva pero no la acepté.  Mi idea era seguir jugando, sin embargo, te llega el momento donde analizas parte tu vida, donde haces una reflexión y es donde me di cuenta que me hacía falta un título profesional.

Una vez que me regreso de jugar voleibol profesional en Europa es cuando conozco a la CONADEIP, a través del Tec de Monterrey Campus Estado de México. Desde ese momento supe que la CONADEIP era algo diferente, me di cuenta que se preocupan por los jóvenes, que forman estudiantes deportistas, eso me gustó. Conforme fui conociendo más a la CONADEIP y fui conociendo las diferentes disciplinas siguiendo a mis amigos, es donde me di cuenta de que era algo muy grande.

¿Cómo fue que comenzaste tu carrera como directivo?

Alejandro Jaimes Trujillo, que también fue presidente de la CONADEIP,  era mi director de deportes en el Tec de Monterrey CEM y me llamaba mucho la atención lo que él hacía: iba a inauguraciones, juntas, congresos; planificaba eventos y estrategias para fortalecer la organización y como siempre estuve ahí cerca del departamento de deportes veía como trabajaban personas como Alejandro Linas, Carlos Vargas y el propio Alejandro Jaimes; fue entonces cuando me dije que algún día estaría en la CONADEIP.

En el 2001 termino mi carrera y al siguiente año comienzo de cero a picar piedra, a conocer la institución, también a conocer más de la CONADEIP. No sabía bien en que me metía pero siempre estaba bien entusiasmado por hacer bien las cosas.  

Fue en el 2002 cuando me invitan a mi primer Congreso Nacional en la Universidad de Monterrey (UDEM) y fue ahí que conocí a los directores deportivos. Me di cuenta de cómo trabajaban y me quedé impactado porque había directores deportivos con mucha experiencia como el Dr. Javier Martínez, Gustavo Silva, César Flores, Martín  Velázquez, Efrén Sánchez; entonces es ahí cuando los conocí y enseguida comencé a tomar lo mejor de ellos.

Recuerdo que mi primer campeonato nacional de natación fue todo un caos porque no tenía idea de lo que era, y claro que algunas cosas salieron mal. Les pedí paciencia a los directores deportivos y a los entrenadores, también les pedí su retroalimentación y  eso para mí fue lo más importante, que recibí de ellos todo el apoyo. Lo saqué adelante y ahora tengo como ocho campeonatos nacionales, y sin temor a equivocarme, si tengo uno más lo hago sin ningún problema.

Pero la transición fue dura, porque no es lo mismo ser deportista a ser un directivo. Como alumno esperas que todo esté ya organizado, te presentas juegas y listo, todo es miel sobre hojuelas. Pero cuando estás del otro lado, es cuando te das cuenta que no es tan sencillo. El organizar al personal, hacer roles de juego, llevar juntas técnicas, etc; todo esto te lleva a ir creciendo y aprendiendo cada día más.

¿Cómo llegas a la presidencia de la CONADEIP?

Fue un 14 de febrero del 2015. Mi director del Campus, el Dr. Pedro Gracia, me pidió que fuera por la presidencia, le dije que no era el momento que prefería primero ir por la vicepresidencia y luego buscar la presidencia, pero el Dr. Insistió en buscarla directamente. En ese momento quien estaba como presidente de la CONADEIP era Óscar López (Tec de Monterrey) pero por cuestiones de trabajo él ya no podía continuar en la CONADEIP y así fue como en el Congreso Nacional de Torreón en el 2015, precisamente en la reunión de socios fundadores, Óscar López deja formalmente la presidencia y con ello viene la designación de un presidente interino para el periodo 2015-2016.

Omar Escamilla (UDEM) y yo levantamos la mano, pero finalmente Omar retiró su petición y fue así como llegué a la presidencia. Posteriormente presenté mi plan de trabajo en el Congreso Extraordinario para continuar como presidente de la CONADEIP en el siguiente periodo.

¿Qué fue lo más difícil de realizar en tu periodo como presidente de la CONADEIP?

Fue rescatar a la CONADEIP de donde estaba. No se estaba al día con Hacienda por ejemplo, no se tenía una estabilidad y teníamos deudas con algunas instituciones pero con el apoyo de los Socios Fundadores así como de la Asamblea General, salimos adelante. Estoy muy contento, porque cuando les pedí el apoyo nadie se echó para atrás, y ahora estoy muy agradecido con ellos porque fue muy complicado, pero al final del día hemos seguido trabajando. Hay antagonistas como en todos lados, sin embargo, hemos hecho las cosas bien de tal manera que han ido disminuyendo las quejas y los reclamos, por eso es que me siento tranquilo, espero dejar algo muy estable a Alfredo Cervantes Oseguera, quien será el próximo Presidente de la CONADEIP.

¿Algún momento importante que recuerdes en tu gestión como presidente de la CONADEIP?

Cuando llegué vi a un deporte consolidado pero a la vez dividido ya que había dos congresos nacionales, uno para las categorías mayores y otro para las categorías infantiles y juveniles. En ese momento me pregunté el por qué había dos congresos cuando estamos en una misma organización. Esa fue una de mis primeras tareas, unir todas las categorías. Para mí todos son importantes y todos merecen el mismo respeto y en eso nos pusimos a trabajar.

Así fue como en Torreón me encontré a Ricardo Durán (Colegio San Patricio) y a partir de su intervención, donde precisamente solicitaba más atención a las categorías menores, fue como lo nombre como nuevo Coordinador de las Categorías Menores. Ricardo ha hecho muy bien su trabajo, ha fortalecido las categorías menores y también la Zona Laguna.

Al final del día, las categorías menores serán mañana nuestros futuros deportistas en juveniles y mayores, es por eso que nos debemos preocupar por ellos, inculcarles el lema de la CONADEIP y sus colores, porque cuando tenemos la identidad bien arraigada es complicado que te quieras mover a otro lado. En el momento que ellos sepan lo que es la CONADEIP van a defender sus colores a capa y espada, le van a pedir a sus padres seguir en un colegio que pertenezca a la CONADEIP.

¿Cómo está la relación con otras organizaciones deportivas?

Por ejemplo la relación con el CONDDE,  a través de su Secretario General el Dr. Julio Guedea, era muy buena. Fue por eso que se organizó en conjunto la Asociación de Basquetbol Estudiantil A.C. (ABE) para que tuviéramos a la mejor representación del basquetbol universitario. También se inició una gran relación con el Campeonato Universitario Telmex Telcel de Fútbol Soccer (CUTT), ahora ya sumamos al voleibol de sala y hay la posibilidad de sumar más disciplinas con esa organización.

Lo importante es seguir fortaleciendo las disciplinas que tenemos, también las relaciones con las demás organizaciones. Tenemos que luchar por los deportistas, si consolidamos al deporte estudiantil vamos a estar fortaleciendo al deporte nacional. No me queda duda que los deportistas universitarios también se preparan para competir en campeonatos Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos.

La madurez que les da el deporte estudiantil a los jóvenes es muy fuerte, porque se acostumbran a competir y eso es lo que queremos que sigan compitiendo, que sigan creciendo y que se fijen en los deportistas porque hay mucho talento, hay que darles ese roce internacional para que el día de mañana nos puedan representar dignamente.

¿Qué es lo mejor que te ha dejado la CONADEIP?

Lo que más me deja la CONADEIP son mis amigos, porque nunca hubo una grilla interna, porque siempre buscamos el beneficio del deporte estudiantil y de los jóvenes, creo que trabajando con los directores deportivos de cada institución hemos logrado consolidar a la CONADEIP y es con lo que me quedo.

Creo que organicé un equipo de trabajo muy sólido, no repetí a ninguno de mis vicepresidentes, a ninguna institución educativa. Por ejemplo en la Zona Noroeste está Roberto Quintero del CETYS, en Laguna está Ricardo Durán del Colegio San Patricio, en la Zona Norte Omar Escamilla e Irochi Garza de la UDEM, en la Zona Occidente a Martín Velázquez de la UP Guadalajara, en el Bajío César Flores de la U. De La Salle Bajío, en la Zona Centro está Alfredo Cervantes del Tec de Monterrey CCM, Luis Enrique Ríos de la Interamericana en la Zona Oriente y en la Zona Sureste me apoyo con María Antonia Hernández del Colegio Agartha.

Todos y cada uno de ellos vinieron a fortalecer la organización, tomé a los que son de más experiencia, y que mejor de rodearte de las personas que tienen una gran experiencia y eso me vino a enriquecer mucho. De igual manera con colaboradores como Antonio Falcón en el fútbol americano, Antonio Ramírez en la comunicación, también conté con apoyo de Alejandro Castillo; me siento muy contento de haber conocido a este tipo de personas con toda la gran experiencia y más que mis colaboradores o vicepresidentes son mis amigos, y así los voy a ver el día de mañana, esta amistad nunca se va a perder. También estoy satisfecho con la relación que tengo con algunos rectores, directores de campus, todo eso me llena mucho.

¿Tu familia seguramente ha sido importante en todo este proceso?

Definitivamente. Mi esposa, mis hijos, siempre traté de estar con ellos lo más que pude, ahora tendré más tiempo; sin embargo ellos lo entendían perfectamente y siempre me apoyaron al cien por ciento. Mi esposa quien ha estado siempre conmigo, a quien también le gusta el deporte, ha sido mi cómplice, siempre apoyándome con buen ánimo y en ocasiones ayudándome en algunas actividades. Eso creo que es lo más importante, poder compartir con ellos y que ellos siempre se sintieran a gusto.

¿Después de cinco años qué significa para ti la CONADEIP?

Siempre se va a quedar en mi vida, en mi corazón. Porque es una organización que se preocupa por el crecimiento y la formación integral de los jóvenes. Veo a las chicas y chicos festejando un triunfo o cuando están riendo, llorando, saltando, gritando; eso es para mí la CONADEIP.

La resiliencia, el trabajo en equipo, el liderazgo, el trabajo bajo presión, la ética, esto y más valores son lo que veo en ellos, el día de mañana sé que estarán preparados para lo que viene. Los egresados que salen bien preparados siempre estarán en la mira de las grandes empresas porque están acostumbrados a estar peleando, a ser proactivos, a tener resiliencia ante la derrota o la adversidad y a pesar de eso van a seguir luchando para lograr sus objetivos. Estoy muy seguro que el día de mañana a estos jóvenes que ya trabajen en las grandes empresas o que sean empresarios, será lo más satisfactorio, esto es lo que me deja la CONADEIP.

Ahora puedo decir que es un estilo de vida. Indiscutiblemente estoy casado con el lema “en cada deportista un egresado” porque eso es lo que queremos para los jóvenes, que tengan un título profesional, en la universidad que quieran, con el que puedan respaldar el crecimiento familiar, el personal y profesional en toda su vida.

¿Qué viene para ti después de cerrar este ciclo en la CONADEIP?

En primera instancia regresar a mi institución y comenzar a hacer cosas diferentes, quiero tener más presencia con mis deportistas, trataré estar más de cerca de ellos, quiero conocerlos más a fondo para que ellos se sientan cómodos y vivan algo diferente. También junto con unos amigos estamos consolidando una liga de voleibol en Refinería donde llevamos cerca de 35 equipos de hombres y 20 de mujeres, también tengo otros proyectos con la Escuela Superior de Educación de Cuautla, vamos a consolidar sus cursos nacionales e internacionales. Estoy trabajando otros proyectos que estoy aterrizando poco a poco, pero sin duda, seguiré contribuyendo de alguna manera al crecimiento al deporte estudiantil.

¿Cuál sería tu mensaje para todos los que conforman la CONADEIP?

Agradecer la confianza y el respaldo que tuve de cada una de las instituciones, de los directivos, de los alumnos. Pudimos hacer cosas buenas otras tal vez no tan buenas pero siempre pensando en fortalecer la organización. Estoy muy agradecido con los socios fundadores por darme la oportunidad de estar liderando esta organización por cinco años.

También quiero agradecer a Efrén Sánchez que fue mi brazo derecho en todo momento y por su apoyo para tomar algunas decisiones fuertes, siempre tratando de hacer lo mejor y nunca pensando en beneficios personales. Siempre traté de ser muy neutral en mis decisiones, en mis aportaciones y es lo que siempre les pido siempre a mis directivos, siempre  buscando el beneficio de todos.

Agradezco la CONADEIP por haberme abierto los brazos y haber trabajado estos cinco años que fueron muy intensos pero que siempre disfruté. El logo siempre lo llevaré en mi pecho porque ha sido algo importante en mi vida laboral, y me llevo los mejores recuerdos de la organización. Seguiré dentro de la CONADEIP mientras mi institución me siga permitiendo estar como director Deportivo.

Finalmente aprovecho para  desearle mucho éxito a Alfredo Cervantes, seguro que le va a ir muy bien como nuevo presidente de la CONADEIP, él sabe que cuenta conmigo y que ahí estaré por si algún día necesita de mi ayuda, siempre los voy a hacer con mucho gusto.

Fuente: CONADEIP

compartir: