*LA TRIATLETA CLAUDIA RIVAS HABLÓ DE SU EXPERIENCIA MATRIMONIAL

La triatleta olímpica Claudia Rivas, planteó un tema pocas veces mencionado, desde una visión femenina: la vida del deportista en el matrimonio, durante una conversación organizada por la Federación Mexicana de Triatlón, en la que explicó la importancia de saber escoger a la pareja, respetarse, comprenderse y saber llevar las circunstancias de la vida cotidiana.

Apenas hace unos meses, la triatleta zacatecana se casó y le preguntaron: ¿Cómo organiza su vida sentimental y cómo rinde en los entrenamientos y competencias, sin descuidar otros aspectos, para tener un equilibrio en ambas?

“El llevar una vida junto a otra persona creo que es nada fácil para ninguno de nosotros, creo que el deporte conlleva bastante tiempo y la pareja también lo necesita, cada uno de nosotros tiene que estar equilibrado emocionalmente, entonces creo que el llevar una pareja es válido para todos”, expuso la triatleta de 31 años.

Hay que saber escoger bien a la pareja, porque es muy difícil que una persona entienda a un deportista de alto rendimiento, ya que son bastantes horas las que requiere fuera de casa.

Por experiencia Claudia Rivas, sí encontró a la pareja que la entiende: “Si tú amas a una persona la mejor manera de hacerlo es apoyándolo”, puntualizó Rivas Vega, sobre la vida cotidiana en una relación y la importancia de la comprensión mutua.

“Respetar ambas partes es lo primordial, el respeto es lo más importante en ambas partes y se respete los sueños; entonces, si mi sueño y mi trabajo es el deporte conlleva dormirse temprano, alimentarse a lo mejor diferente, quizá el descanso, no salir a fiestas, estar un poco lejos de la gente. Creo que eso es muy padre que la otra persona lo entienda y lo lleve contigo, ya no se convierte en un sueño individual sino mutuo”.

En la situación particular de la triatleta olímpica de Londres 2012 y Río 2016, ella entrena en Jalisco, mientras que su esposo trabaja en la Ciudad de México, por lo cual han sabido apoyarse, para cumplir sueños y objetivos.

Muchas veces las relaciones afectan porque no entienden lo que es la vida de un atleta de alto rendimiento, “en ocasiones las relaciones no son compatibles, porque no entienden que hay limitaciones en hacer cosas como no poder comer juntos, tampoco ir al cine o salir de fiesta, pero se pueden dar con la madurez y empatía”.

Hacer participar a la pareja que entienda lo que es un atleta y a su vez compenetrarse en lo que hace la otra persona también: “intégrense mutuamente, no maten los sueños de su pareja porque al final es un sueño de él y si el amor existe en ambas partes se pueden apoyar”, aconsejó.

A final de cuentas ya no se convierte en un sueño individual sino ya se convierte en un sueño mutuo, entonces si mi sueño a lo que amo y él lo ama también es la mejor manera de llevarlo y creo que yo lo encontré”, declaró Claudia dentro del foro virtual conducido por el entrenador nacional Eugenio Chimal con la presencia también, de los seleccionados: Cecilia Pérez, Crisanto Grajales, Rodrigo González e Irving Pérez.

(POR HÉCTOR REYES)

compartir: